CREO QUE ESTOY EMBARAZADA

El embarazo o gestación puede ocurrir cuando ha habido una relación con penetración vaginal sin métodos anticonceptivos o cuando éste nos ha fallado (rotura o retención del preservativo en la vagina, olvido de píldora, etc.) Aunque existen momentos del periodo menstrual donde es más fácil quedarse embarazada, en cualquier momento del ciclo es posible que esto ocurra si no se toman medidas de prevención, ya sea la primera vez o la doscientas cuarenta y tres.

En esta situación, uno de los indicios de un posible embarazo es la falta de menstruación (sin perder de vista que los retrasos de regla pueden tener también otras causas como por ejemplo: el mismo estrés por la espera de la próxima regla, los viajes, exámenes, cambios de dieta, enfermedades, etc.)

Si tienes un retraso de regla de más de una semana y la sospecha de que puedas estar embarazada, deberías hacerte un test de embarazo de orina. Este test te lo pueden hacer en tu servicio de salud habitual, en el centro de planificación familiar que hay en tu zona o puedes comprarlo directamente en la farmacia.

Si el resultado del test sale positivo, quiere decir que estás embarazada y aquí es cuando podemos empezar a hablar de estos términos que seguro has escuchado anteriormente: embarazo no planificado, embarazo deseado o embarazo no deseado.

Y AHORA, ¿QUÉ HAGO?

Un embarazo no planificado es aquel que se ha producido sin que lo estuviésemos buscando.

El caso es que el hecho de que el embarazo no sea planificado no implica que sea deseado o no. Puede que te quedes embarazada y que, tras valorar la situación, quieras seguir adelante con la gestación.  ¿Qué cosas podemos tener en cuenta ante una situación así?:

  1. Pensar en lo que yo quiero y deseo;
  2. Ver con qué apoyos afectivos cuento (familiares, amistades, pareja, alguien adulta/o en quien confíes);
  3. Pensar cómo me imagino mi futuro siendo madre:
    • ¿cómo cambiarían mis proyectos personales futuros?,
    • ¿podría seguir con mis estudios?,
    • ¿sería independiente para cuidar al bebé o necesitaría ayuda de alguien?
  4. En caso de tener una pareja estable, conocer su opinión.

Al tratarse de un tema muy personal, es importante responder a estas preguntas y a otras que puede que se te ocurran. Para ayudarte a decidir, puedes contar con profesionales que te asesoren e informen de todas las opciones posibles.

Una vez valorado todo lo anterior, si consideras no llevar adelante el embarazo, la alternativa es la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

La IVE está regulada en España en la Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo y puedes consultarla en este link:

Ley IVE BOE  A 2010

Si necesitas ayuda para entender la ley o saber dónde tienes que acudir, siempre puedes consultar con profesionales que te atiendan en tu centro de salud o en los servicios disponibles para jóvenes.

Lo importante para sentirte a gusto con tu decisión es que no te quedes con ninguna duda.