¿QUÉ SON?

Existen muchas maneras de disfrutar de las relaciones sexuales y evitar un embarazo no deseado.

El método anticonceptivo idóneo para cada persona depende de muchos factores como: preferencias individuales, pactos con la pareja, estudio previo de infecciones de transmisión genital, comodidad de uso, contraindicaciones médicas, etc.

EL PRESERVATIVO

El preservativo masculino es el método que más utiliza la gente joven. Se consigue en farmacias, máquinas expendedoras e incluso gratuitamente en algunos centros de atención juvenil. Es además el único anticonceptivo que impide la transmisión de la mayoría de las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) junto al preservativo femenino y es de fácil uso.

OTROS MÉTODOS

El resto de los métodos anticonceptivos requieren atención médica por lo que puedes consultar en tu centro de salud o de planificación familiar más cercano.

A modo de información, puedes consultar en el siguiente enlace:

A modo de información, puedes consultar aquí métodos anticonceptivos

¿Y SI NO TENGO NADA A MANO?

¡Ey!, pero no os olvidéis de que si en algún momento deseáis tener un encuentro erótico y no tenéis a mano ningún método, podéis disfrutar igualmente de la relación sexual sin que haya penetración. ¡No os quedéis con las ganas!, las relaciones sexuales son completas siempre que se hayan vivido con placer, más allá de que haya o no penetración en ellas… y para poder disfrutar es un puntazo no preocuparse por un posible embarazo e infección durante el encuentro sexual!